Cómo bañar a un bebé recién nacido

Cómo bañar a un bebé recién nacido

Ser primerizo/a tiene un montón de inconvenientes. Es normal que alguien que estrene maternidad o paternidad esté lleno de dudas. Por suerte, todas se van resolviendo con el paso de los días y de las semanas. La ayuda de nuestros padres/madres, de los/as pediatras y de amigos/as nos ayudan a resolver mil dudas. Por ejemplo, ¿Sabrías decirnos cómo bañar a un bebé recién nacido?

Este post va dirigido a resolver todas y cada una de las dudas que surgen cuando vamos a bañar por primera vez a nuestro bebé. No te preocupes, es algo normal y por eso venimos a vuestro rescate. ¡Vamos allá con la clase!

Cómo bañar a un bebé: preparamos la bañera

Antes de nada, una pequeña recomendación. Muchos/as expertos/as recomiendan no sumergir al bebé hasta que no se le caiga el cordón umbilical. Durante estos primeros días es mejor lavarle el cuerpo con una esponja humedecida. Dicho esto, podemos ponernos en marcha con la explicación.

No te recomendamos usar una bañera grande para dar los baños a tu bebé. Para sus primeros meses de vida, se recomienda usar pequeñas bañeras de plástico, menos profundas y que, gracias a poder colocarlas sobre una mesa, el baño será más cómodo. El agua deberá estar tibia, ni muy fría ni muy caliente. La temperatura ideal varía entre los 32 y los 36-37 grados. Ni que decir que la profundidad del agua no debe ser excesiva. Bastará con algo menos de 10 centímetros (5-7 estaría genial). Y la temperatura de la sala, importante, que sea agradable. No queremos que el bebé coja frío.

Consejos para como bañar a un bebé recién ancido

Antes de comenzar con el baño, prepararemos éste, dejando listas todas las cosas que necesitaremos para el mismo. ¿Listo/a? desviste al bebé y sumérgelo poco a poco. Con una mano, sujeta su cuello y cabecita. De vez en cuando y con la ayuda de algún vasito o taza, vierte un poco de agua sobre él/ella. En caso de usar algún tipo de jabón o gel, comprueba que esté indicado para bebés. Evita colonias durante los primeros meses.

Una vez finalizado su baño, secaremos a nuestro bebé, haciendo hincapié en sus pliegues.

¿Preguntas?

¿Cada cuánto he de bañar al bebé?

Existen diferentes opiniones acerca de ello, pero casi todos los expertos y expertas apuntan a que no es necesario un baño diario. Sin embargo, mucha gente usa éste para poder relajar a su peque antes de irse a dormir. Lo recomendable es bañar al bebé 3 o 4 veces a la semana.

Cuando empiece a gatear, si que haremos énfasis en lavarle las palmas de las manos o sus piernas. La única limpieza diaria y obligatoria, como no, se da con el cambio de pañales. Ésta si resulta importante.

¿Es normal que lloren?

Puede serlo durante sus primeros baños. Con cariño y mimo, se amoldarán rápido a esta rutina y acabarán disfrutándolos

Consejos

  • Lava siempre la bañera antes y después de su uso.
  • Si usas jabones o geles, que sean aptos para bebés.
  • Seca a tu bebé después del baño. Haz hincapié en sus pliegues.
  • ¡Disfruta de los baños a tu bebé!

Después de esta pequeña lección, esperamos haberte resuelto algunas dudas sobre cómo bañar a tu bebé recién nacido. ¡Un abrazo!