Los mejores consejos para proteger a tu bebé durante el verano.

Protege a tu bebé durante el verano

¿Te gusta el verano? ¿Y a quién no? El buen tiempo, los días más largos,… nos ayudan a disfrutar más de las amistades, de los pequeños placeres de la vida, y como no, de nuestro bebé. Es un periodo en el que solemos coger vacaciones y podemos disfrutar más de la compañía de los peques de la casa. Aprovechamos para darle su primer paseo por el campo o su primer chapuzón en el mar o la piscina. En nuestro primer verano como papás o mamás nos pueden surgir mil y una dudas sobre cómo debemos cuidar a nuestro hijo o hija.

¿Es complicado cuidar a un bebé durante el verano? ¿Cuales son los puntos principales que he de saber? ¿Algunos consejos para proteger al bebé durante el verano? Hoy vamos a intentar contestar una serie de preguntas típicas de papás y mamás primerizos/as.

Lo más importante: protege a tu bebé del calor y del sol

A estas alturas de la vida, todo el mundo sabe lo perjudicial que pueden resultar las largas exposiciones al sol, especialmente si no nos protegemos. Un poco de sol es sano, pero pasarnos todo el día bajo él sin ningún tipo de protección nos puede pasar factura. Esta protección debe ser especial a la hora de cuidar a nuestro bebé.

Vamos a dejar clara una cosa: el sol ayuda al crecimiento del bebé. Es una magnífica fuente de vitamina D. Además, el sol tiene mil y un bondades más en nuestros/as peques, y como no, es uno de los mejores antidepresivos naturales. Sin embargo, con el simple paseo ya cargaremos a nuestro bebé con la suficiente vitamina D que necesita.

Cómo proteger a tu bebé del sol

Si vais a disfrutar de un día de playa o de campo o en el que el bebé vaya a estar expuesto al sol, deberemos seguir una serie de recomendaciones. La primera es hidratarlo y vestirlo con ropa fresquita. Deberemos usar una crema hidratante de protección total. Para que os hagáis una idea, durante sus primeros 6 meses, el bebé no tienen defensas frente al sol.

Evitad las horas en las que el sol luce con más fuerza, y que el peque o la peque siempre esté bajo la sombra. Cuidando puntos como los mencionados, los más peques podrán disfrutar del verano como cualquier otro miembro de la familia.

Una ronda de consejos básicos para cuidar a los bebés durante el verano

  • ¿Playa? Si, pero a partir de los seis meses.
  • Podemos usar aire acondicionado, pero sin que sea fuerte.
  • Cuidemos la hidratación del bebé. Si es lactante, mejor leche que agua.
  • ¿Crema hidratante? puede usarse, si.
  • Las picaduras de insectos son igual de molestas para ellos/as. Vamos a intentar protegerlos/as de éstas, pero si se va a usar algún producto, es importante comprobar que es apto para su uso con bebés.
  • Y el consejo más importante: habla con su pediatra. Que os informe y no os cortéis al preguntarle cualquier duda que tengáis.

Desde Borsino Baby os deseamos un feliz verano en compañía de vuestro/a bebé :)