Lactancia mixta

Lactancia mixta: nociones básicas

Hoy nos gustaría hablar de un tema muy interesante como es la lactancia mixta del bebé. La lactancia es un aspecto fundamental de las primeras etapas de la maternidad, y en ocasiones, resulta controvertido debido a que no siempre podemos dar el pecho a nuestros hijos en la comodidad de nuestro hogar. Vamos a explicar qué  es la lactancia mixta, cómo debe implementarse, sus ventajas e inconvenientes, y daremos algunos consejos.

¿Qué es?

La lactancia mixta consiste en combinar la alimentación del bebe, tanto con el pecho, como con el biberón. Los expertos suelen recomendar que, por norma general,  hasta los 6 meses, se trate de alimentar al bebe exclusivamente con leche materna, y a medida que vaya creciendo y vaya necesitando más alimento del que la madre pueda proveer, combinarlo con biberones (ya sean de leche materna, como artificial). La excepción a esta norma será, únicamente, en el caso de bebes prematuros, o con alguna otra patología que no les permite coger peso en las proporciones correctas.

Evidentemente, durante los primeros meses, hay circunstancias que llevan a que esto no sea posible, y será, finalmente, el bebe el que determine qué opción prefiere más. A veces, es tan simple como que el caudal de salida de la leche es mayor en los biberones, y por tanto, el bebe está “mal acostumbrado” (le hemos enseñado a realizar menos esfuerzo en la ingesta). Otras veces, es porque la leche alternativa le alimenta más (ojo en estos casos porque puede ser un indicio de alguna enfermedad tiroidea de la madre). No es lo “normal”, pero tampoco hay que hacer un drama si el recién nacido prefiere “la copia al original”. Según los expertos, en casi un 100% de los casos, suele ser la primera opción.

Otra historia es cuando, después de 6 meses,  la madre ya no sea capaz de generar por sí misma la leche que el bebe requiere. En este caso, ya será imprescindible optar por la lactancia mixta pecho-biberón.

Sin embargo, si observamos las estadísticas, muy pocas madres optan por continuar dando de mamar a sus hijos tras dos o tres meses. Generalmente, esto es debido a convencionalismos sociales en las sociedades modernas, donde el biberón está “mejor visto”, es más cómodo para las madres trabajadoras al carecer de locales habilitados en sus respectivos  trabajos, por estar fuera de casa trabajando, o por simple desconocimiento  de lo que les resulta mejor a sus bebes.

Lactancia mixta: cantidades, tomas, …

Existen dos formas de llevar a cabo la lactancia mixta:

–  Alternando tomas 50-50. La primera toma será exclusivamente con leche materna, y la siguiente, solo con biberón. Ideal para madres trabajadoras. Durante la ausencia de la madre,  la persona encargada de cuidar al bebé, le ofrecerá el biberón con leche de fórmula, y cuando la madre regrese, le dará el pecho. Las cantidades dependerán de cada niño y de la fase de desarrollo en que se encuentre.

–  Suplementando tomas. En este caso, las tomas son de leche materna y leche artificial simultáneamente. Primero, se da al niño pecho, y a continuación, se complementa la toma con biberón. Esto se emplea con bebés que no consiguen sacar suficiente leche del pecho de la madre, o que no consiguen engordar.

Ventajas y desventajas de la lactancia mixta

Resumiendo, a continuación expondré las principales ventajas e inconvenientes de la lactancia mixta, así como algunos consejos para minimizar dichas desventajas.

 Ventajas de la lactancia mixta:

  • Ayuda por parte de nuestras parejas o por parte de un tercero a la alternancia en el laborioso trabajo de alimentar a nuestro bebé. Esto es, que alimentar al bebe no se convierta en un problema mientras la madre no esté disponible.
  • Recurrir al biberón es muy común entre mujeres que se reincorporan al trabajo tras la baja maternal, o en aquellas que no disponen de instalaciones adecuadas en su entorno laboral.

Inconvenientes de la lactancia mixta:

  • La puesta a punto del biberón requiere un elaborado proceso de esterilización, preparación y calentamiento. O lo que es lo mismo, o se hace bien, o no se hace.
  • Al bebé le es mucho más cómodo tomar el biberón, por lo que nos arriesgamos a que se acostumbre, y a la hora de mamar del pecho,no se esfuerce por hacer la succión correctamente. O todo lo contrario, puede darse el caso de que el bebe succione con tanta fuerza esperando tener el mismo caudal que con el biberón, y acabe siendo doloroso para la madre.

Consejos para disminuir las desventajas de la lactancia mixta:

  • Es fundamental que la lactancia materna sea única durante las primeras semanas. De esta forma, acostumbraremos al bebe a succionar y nos cercioramos de que la leche materna se genera con normalidad.
  • Una vez que iniciamos la lactancia mixta, es recomendable hacerlo gradualmente, con un solo biberón de leche preparada cada 24 horas. Además, se debe empezar todas las tomas con el pecho de la madre, y finalizarlas con el biberón (método 50-50, o supletorio).

Para todos aquellos que se hayan quedado con ganas de más información, recomiendo  acudan a Pamplona durante los próximos días 22, 23 y 24 de junio al Palacio de Congresos Auditorio Baluarte donde se celebrará el primer Congreso de “Lactancia Materna”. I Congreso de Lactancia Materna

 

Imagen: pixabay.com